Embarazo / Parto

¿Por qué se deben monitorear los movimientos fetales?


Controlar los movimientos fetales es una oración importante para una mujer embarazada. Su propósito es monitorear el bienestar del niño en desarrollo. Por eso es tan importante observar la frecuencia con la que recibimos una patada en el estómago.

¿Cuándo serán los primeros movimientos del bebé?

Después de 20 semanas de embarazo, la mayoría de las mujeres sienten los movimientos del bebé. Algunos de nosotros los experimentamos tan pronto como 16-18 semanas de embarazo.

Los primeros movimientos pueden ser delicado y raramente sentido. Con el tiempo, a medida que el niño crece, se vuelven más pronunciados. Durante el día y la noche, los movimientos pueden variar en fuerza y ​​frecuencia. A veces son tan graves que despiertan a una mujer del sueño. Se comparan con aleteo, patadas, sacudidas o caídas.

Muchos niños se mueven más activamente por las tardes y después de unos minutos después de una comida. En el último caso, esto se debe al aumento de los niveles de azúcar en la sangre materna.

Hermosa mujer embarazada masaje manos en el vientre en casa sentado en el piso

¿Cómo se mueve el niño en el estómago?

Toda futura madre debe sentir los movimientos del bebé de 18 a 24 semanas de embarazo. Alrededor de las 32 semanas de embarazo, el niño establece su patrón de actividad estomacal, que persiste hasta el parto.

  • no es cierto que justo antes de dar a luz, los bebés se mueven menos
  • Si le preocupa cómo se mueve su bebé, actúe. No esperes Consulte a un médico de inmediato.

Los movimientos del bebé se sienten más intensamente a medida que el bebé crece. Su sentimiento depende de la actividad de la madre. La alta movilidad puede hacer que una mujer sienta menos a su hijo. Sin embargo, descansar y acostarse debería hacerte sentir vibraciones familiares en el estómago. El estilo de movimiento también depende de la posición del niño en el útero.

Cuando el niño no se mueve o se mueve de manera diferente

Observar y controlar conscientemente los movimientos del feto es de gran importancia. Un cambio en el patrón normal o el número de movimientos indica estrés fetal. También puede indicar una amenaza directa para el bebé. Por eso es tan importante que la futura madre no subestime sus sentimientos y, en caso de notar cambios significativos, comuníquese con el médico.

Contacte a su médico de inmediato si:

  • Su hijo no se mueve normalmente.
  • Su hijo ha dejado de moverse.
  • Los movimientos de su hijo disminuyeron.

¿Cuándo contar los movimientos fetales?

Es mejor contar los movimientos fetales a la misma hora todos los días. Un buen momento es el que sigue a la comida. Los niños tienen su propio ciclo de sueño y vigilia en el estómago. Cuando duermen, sus movimientos serán limitados o no.

Observe al niño durante los próximos días. Registre los resultados, cuántas veces por hora sintió que se movía su bebé. Por lo general, cada feto presenta una determinada norma.

No hay estándares superiores sobre la frecuencia con la que su hijo debe moverse. Cada niño tiene su propio patrón de movimiento. La tarea de la madre es conocerlo y reaccionar ante cualquier desviación de la norma.