Bebé

¿Por qué es tan importante un vínculo seguro con el niño?


El apego es un tipo de relación emocional única entre un niño y un padre o tutor principal. Se puede describir como un intercambio emocional interactivo no verbal que une a la pareja. La reacción de apego es un factor clave en la maduración del cerebro del bebé, por lo que tiene un gran impacto en su desarrollo emocional, social, intelectual e incluso físico.

Cualitativamente, las reacciones de apego pueden ser diferentes. Un vínculo seguro proporciona al niño la base óptima para una vida posterior: autoconocimiento saludable, confianza, disposición para aprender y consideración de otras personas. En contraste, el llamado vínculo "inseguro" es uno que no satisface las necesidades de seguridad y comprensión del bebé. Como resultado, más tarde puede generar confusión sobre la propia identidad, dificultades de aprendizaje y entablar relaciones con otras personas.

¿Por qué es tan importante un vínculo seguro?

El proceso de apego es interactivo y dinámico. El padre y el niño participan conjuntamente en el intercambio de consejos emocionales no verbales que hacen que el niño se sienta comprendido y seguro.

Incluso en los primeros días de vida, el niño recibe consejos emocionales (tono de voz, gestos, sonidos) y responde con su propio llanto, balbuceo, expresiones faciales y luego con una sonrisa, señalando y riendo. A su vez, los padres miran, escuchan y al mismo tiempo responden a estos consejos, satisfaciendo las necesidades de comida, calor y afecto. Por lo tanto, surge un vínculo seguro con el éxito de esta comunicación no verbal entre el cuidador y el bebé.

¿Por qué es importante el apego seguro para el niño?

Un vínculo seguro enseña a los niños a confiar en sus padres, comunicar sentimientos y finalmente confiar en los demás. Cuando un padre y un bebé hacen contacto, el niño aprende cómo mantener un sentido integrado de sí mismo y cómo funcionar en una relación amorosa y empática.

Las áreas del cerebro del bebé que son responsables del desarrollo social y emocional, la comunicación y las relaciones interpersonales se desarrollan perfectamente bajo la influencia de este vínculo seguro. Se convierte en una especie de base para la capacidad de entablar relaciones con los demás de manera saludable. Los atributos como la empatía, la comprensión, el amor y la sensibilidad hacia los demás se tratan como algo obvio en las relaciones adultas. Sin embargo, se desarrollan primero en la infancia.

Niños que han desarrollado un vínculo seguro:

  • Pueden mantener el equilibrio emocional.
  • Se sienten seguros y bien el uno con el otro
  • Les gusta estar con otras personas
  • Desarrollan relaciones cercanas que satisfacen sus necesidades.
  • Tratan con decepciones y pérdidas.
  • Comparten sentimientos y buscan apoyo.

¿Por qué un padre necesita un archivo adjunto seguro?

La naturaleza ha programado que las madres y sus bebés experimenten una especie de amor a través del apego. La alegría que se experimenta al hacer contacto con un niño va mucho más allá de simplemente aliviar la fatiga causada por la falta de sueño y el estrés que resulta de aprender a cuidar a un bebé. El proceso de desarrollar vínculos libera endorfinas en el cuerpo de la madre, lo que motiva, agrega energía y la hace sentir más feliz. Crear un vínculo seguro con su bebé puede requerir esfuerzo, pero la recompensa es enorme, tanto para el niño como para la madre.

Los niños pequeños se comunican más efectivamente cuando están en un estado de calma y vigilia. Lo mismo es cierto para los adultos. Es por eso que la vinculación debe comenzar por cuidarse.