Bebé

¿Cómo sabe que su hijo está creciendo demasiado lento? Signos y síntomas alarmantes.


Aunque existen tablas e hitos designados en el desarrollo de los niños, cada niño puede desarrollarse a su propio ritmo. Algunos bebés aprenden a caminar o hablar más rápido, mientras que otros lo hacen más lentamente. Entonces, ¿cómo saber si su hijo está creciendo demasiado lento? Puede encontrar todas las señales alarmantes de un proceso de desarrollo incorrecto en este artículo.

¿Qué muestra el comienzo correcto del desarrollo?

El recién nacido y el bebé recién están aprendiendo a recibir estímulos sensoriales de un entorno externo que no conocen. Los más importantes para ellos en este período son estímulos táctiles, olfativos y auditivos. Es por eso que los niños en esta etapa, al estar casi todo el tiempo con sus padres, aprenden a tocarse la piel, el olfato y la voz, lo que generalmente los tranquiliza en su compañía. Esto se debe a que reconocen los estímulos que los alcanzan, y esto crea una sensación de seguridad en ellos.

Al principio, la vista del bebé no funciona muy bien y las imágenes que ve son distorsionada y muy borrosa. Gradualmente, sin embargo, comienza a reconocer los rostros de sus padres y su propio entorno, haciéndolo más interesado en ellos y dispuesto a interactuar.

Entonces si notamos queno sigue los ojos detrás de las caras y los objetos, o cambia visiblemente su posición para escuchar mejor la voz de los padres, es una señal de que algo está mal. El estado también será inquietante. cuando un niño se vuelve pasivo, no le importa si se aferra a sus padres. En este caso, es mejor acudir a un pediatra que implementará los diagnósticos apropiados para detectar cualquier irregularidad y comenzar el tratamiento para que el niño tenga la posibilidad de un desarrollo adecuado.

Desarrollo del habla: ¿está el niño en la etapa correcta?

Los niños comienzan a practicar el habla en la etapa del llanto, que comienza a dar forma al aparato del habla de esta manera. Luego comienzan a balbucear y balbucear alrededor de un mes de vida, y las primeras sílabas y palabras simples comienzan a pronunciarse después de la edad de 1 año.

Las fases del habla de aprendizaje del niño pequeño se describen de manera muy precisa y exhaustiva en hitos individuales, es decir, las habilidades que el niño tiene que lograr en ciertas etapas de la vida. Fueron desarrollados en base a 5 áreas de desarrollo: motor alto, motor pequeño, funciones cognitivas, área socioemocional y comunicación.

Por ejemplo, un niño de 2 años debe construir frases o comandos de dos partes, por ejemplo, indicando la necesidad de comida o sed. Su vocabulario suele ser de unas 50 palabras, y los extraños entienden a medias el discurso en sí. El motivo de preocupación puede ser la situación en la que su hijo tiene una notable dificultad para aprender y pronunciar palabras y oraciones nuevas, cada vez más complejas. A veces también puede haber un problema con la comprensión misma de las instrucciones dadas por los padres o la falta de interés en lo que estamos hablando con el niño. En esta situación, es mejor consultar a un médico, porque tales síntomas pueden indicar irregularidades en el aparato del habla, p. crecimiento o amígdalas demasiado agrandadas. Estos síntomas también pueden ser evidencia de discapacidad auditiva lo que dificulta a los niños no solo entender el habla, sino también construirlo y desarrollarlo correctamente. Por lo tanto, si nota tales síntomas en su hijo, o simplemente el desarrollo del habla se detendrá, asegúrese de consultar a un especialista, ya que la eliminación de cualquier irregularidad le permitirá desarrollar adecuadamente habilidades de comunicación que cumplan con la edad.

Desarrollo motor: ¿estás seguro de que va bien?

Cada niño pequeño se desarrolla a su propio ritmo, por lo que también pueden ocurrir discrepancias con sus compañeros con respecto a la movilidad.

Los recién nacidos suelen tener una buena educación desde el nacimiento. reflejo pegadizo, que desarrollan gradualmente para mantener el sonajero en sus manos después de los 2 meses de edad. Luego, generalmente comienzan a levantar la cabeza y, después de dos meses, levantan libremente el pecho cuando están acostados boca abajo. Más tarde, paso a paso, los niños adquieren habilidades cada vez más difíciles como sentado, gateando y caminando.

Aunque no se dice que un niño de un año ya se sentará, y que un año y medio debe caminar maravillosamente, uno debe prestar mucha atención a si el desarrollo del movimiento va correctamente.

El padre debe estar preocupado por el hecho La total falta de interés del niño en la actividad física, que puede tener su causa, por ejemplo, en una tensión muscular demasiado baja.. También notará que si sostiene al niño en sus brazos, se desbordará, sin mantener su propia postura. Además, el niño no podrá patear las piernas, levantarlas o cambiar de posición libremente. En este caso, es absolutamente necesario visitar a un especialista, profundizado con diagnósticos y rehabilitación lo antes posible, para que su hijo tenga la oportunidad de aprender a controlar su propio cuerpo y poder usarlo. Gracias a esto, se pondrá al día con sus pares, y su desarrollo volverá a tomar el rumbo correcto.

Si su bebé es prematuro, dele una discapacidad

Los bebés que nacen demasiado temprano (antes de las 38 semanas de gestación) generalmente se desarrollan a un ritmo diferente al de sus compañeros. Esto se debe al hecho de que debido al nacimiento más temprano, la etapa de su desarrollo intrauterino se acortó y los atrasos de los bebés prematuros deben recuperarse después del nacimiento. Por lo tanto, a menudo se usan los llamados bebés prematuros. edad corregida, es decir, la edad del niño menos el número de semanas que faltaban hasta la fecha prevista de parto. Así que recordemos evaluar la tasa de adaptación de un bebé prematuro en función de esta edad corregida (hasta alrededor de 18 meses). Sin embargo, cualquier discrepancia en el desarrollo no debe ser motivo de especial preocupación para los padres, porque la adquisición de nuevas habilidades por parte de los bebés prematuros es un proceso muy individual, y cualquier inquietud siempre se puede consultar con un médico.

Recuerde, sin embargo, lo más importante es ver que el niño adquiere de manera gradual y sistemática nuevas habilidades y no se detiene. Niños a veces te pueden sorprendercuando, desde un niño pequeño que se adapta lentamente, en pocas semanas pueden ponerse al día e incluso perseguir a sus compañeros. Ayude al niño a desarrollarse adecuadamente activando y estimulando varios sentidos y habilidades.

Sin embargo, si está preocupado por el lento desarrollo de su hijo o si sobresale significativamente de otros niños, no tenga miedo de pedir consejo o una posible causa de un médico especialista. El pediatra examinará cuidadosamente al niño en busca de irregularidades que puedan retrasar su desarrollo. Sin embargo, la mayoría de las veces resulta que todo está bien y que el niño está creciendo a su propio ritmo, así que espere pacientemente y observe a su niño pequeño. De esta manera, el médico disipará todas sus dudas, gracias a lo cual finalmente se dormirá pacíficamente, sin preocuparse por la vida y el desarrollo de su hijo.

Artículo basado en "Examen de sujeto y objetivo en pediatría" A. Obuchowicz