Comunicados de prensa

¿Estás amamantando? Aprenda formas efectivas de resolver los 5 problemas más comunes que surgen durante este período


La lactancia materna es un momento importante para muchas mujeres. Aunque este es un proceso fisiológico, no siempre es fácil. Durante este período, surgen muchos problemas que pueden interferir con la lactancia materna. Descubra formas comprobadas de eliminar estos obstáculos.

Según las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), un niño solo debe recibir alimentos de su madre hasta los 6 meses de edad. Tales recomendaciones son prueba de que la lactancia materna es un elemento extremadamente importante en el desarrollo de un niño pequeño. Para proporcionar al niño lo mejor de todo, no vale la pena renunciar a poner al bebé al pecho rápidamente, incluso cuando aparecen obstáculos en el horizonte. Con un poco de buena voluntad y determinación, puede lograr su objetivo.

Alimentación de Brest - bebé de 3 meses alimentado con Brest

1. ¿Cómo lidiar con muy poca comida?

Demasiada poca comida en las primeras horas después del parto es estándar: la lactancia apenas comienza. Por lo tanto, a menudo es suficiente unir a un niño pequeño al seno para estimular la producción de alimentos mediante la succión.

Sin embargo, si está luchando con una pequeña cantidad de leche en una etapa posterior, esto no significa necesariamente que esté amamantando. A veces, unos pequeños cambios son suficientes para restablecer la lactancia al nivel apropiado. Que puedes hacer

  • Deje que su bebé vacíe cada seno hasta el final.
  • Después de alimentar, extraiga el extractor de leche, preferiblemente de dos fases, que refleje fielmente la succión del seno del bebé.
  • No omita la alimentación por la noche: entre las 3:00 y las 4:00 se libera una cantidad considerable de prolactina, que afecta el proceso de lactancia.

También recuerde sujetar correctamente al bebé al seno, de modo que el bebé cubra no solo el pezón, sino también la mayor parte de la areola. La succión demasiado superficial puede reducir la lactancia.

2. ¿Qué hay para una carga de comida?

En muchas mujeres, ocurre la situación opuesta: la aparición de alimentos. El aumento de la producción de leche se manifiesta por fugas, hinchazón e incluso dolor en los senos. Esta no es una situación cómoda y puede provocar un estancamiento severo de la leche y, en consecuencia, inflamación de los senos.

Si está luchando con una avalancha de alimentos:

  • a menudo se pone al bebé, pero no lo deje vaciar el pecho por completo
  • extraiga el exceso de leche con un extractor de leche, solo hasta que los senos ya no estén hinchados y duros.

En caso de que desarrolle síntomas de inflamación mamaria, comuníquese inmediatamente con un ginecólogo.

3. Cólico después de amamantar: ¿cómo deshacerse de ellos?

El cólico del bebé es una condición típica que, contrariamente a las apariencias, no tiene que afectar solo a los niños alimentados con biberón. Un llanto no resuelto que dura varias horas durante el día también puede afectar a los bebés amamantados.

Para eliminar el cólico, vale la pena diagnosticar su causa primero. Es por eso que debes cuidar:

  • La técnica de alimentación correcta, para que el bebé no trague el exceso de aire.
  • flujo lento de alimentos: es posible que el bebé no pueda seguir el ritmo de la salida de la leche, por lo que puede extraer la leche de la primera fase
  • sin estímulos adicionales: su exceso puede ser un factor en la formación de cólicos.

4. Crisis de lactancia: ¿cómo sobrevivirla?

La lactancia materna es un período que está inseparablemente asociado con la crisis de la lactancia. Este es el momento en que la producción de leche parece estar reducida y el bebé parece no comerse. Sin embargo, este proceso tiene su causa: de esta manera, el cuerpo intenta adaptarse para cambiar la necesidad de alimento del bebé. No solo la cantidad sino también la composición de la leche están sujetas a modificación.

Durante la lactancia, puede haber varias crisis de lactancia, generalmente alrededor de 3 y 6 semanas, 3 y 4 meses. Dura solo unos días y desaparece por sí solo. Sin embargo, es importante no entrar en pánico y no renunciar a dar alimentos naturales. Cuando todo se estabilice, la lactancia volverá a la normalidad.

Si se ve afectada por una crisis de lactancia, siga estas pautas:

  • Lleve a su bebé al seno con la mayor frecuencia posible
  • alimentar también por la noche - durante este tiempo la lactancia es más estimulada
  • no se ponga nervioso: el estrés no tiene un efecto positivo en la producción de alimentos.

También recuerde no alimentar a su niño con leche modificada. Cada porción de comida que no sea la suya reduce la lactancia mientras desalienta la succión de los senos.

5. El niño se niega a succionar el seno: ¿cómo alentarlo?

Durante el período de alimentación, puede ocurrir que el bebé se niegue a succionar el seno. Sin embargo, no tiene que renunciar a los alimentos naturales, siempre que reconozca la causa.

  • Si la leche fluye demasiado rápido y el bebé se está ahogando, antes de alimentar al seno, extraiga un poco de comida o tome una posición supina durante la alimentación.
  • Si la comida fluye muy lentamente o no fluye, necesita mejorar la lactancia. Para hacer esto, acueste al bebé con más frecuencia (también de noche), deje de estresarse o descanse.
  • Cuando su niño se niega a succionar su seno, asegúrese de que no haya aftas en su boca. Esta condición común puede causar molestias al comer.

Depende de usted si amamantará y durante cuánto tiempo. Si le importa dar alimentos naturales y tiene dudas o problemas, comuníquese con un asesor de lactancia.