Embarazo / Parto

Media prueba de embarazo: curso e información más importante


La futura madre embarazada se somete a muchas pruebas. Uno de los más importantes es el medio examen, que se realiza entre las 18 y 22 semanas de embarazo.

¿A qué presta especial atención el médico durante este examen? ¿Cómo prepararse para ello?

Leer!

Media prueba de embarazo: ¿cuándo deberías hacerlo?

La exploración media debe realizarse entre las 18 y 22 semanas de embarazo. Se realiza con mayor frecuencia en la semana 20 del embarazo, es decir, en la mitad del embarazo, de donde proviene su nombre. Por lo general, en esta etapa del desarrollo del embarazo, el examen se realiza a través de la pared abdominal, a veces el médico decide realizar un examen vaginal para obtener una imagen de ultrasonido más precisa.

Medio estudio: ¿qué puedes descubrir?

En el punto medio de la espera de un niño, un especialista: un ginecólogo realiza un examen profesional con una máquina de ultrasonido y verifica todos los parámetros del feto. Y aunque los exámenes de ultrasonido se realizan actualmente hace más de una docena de años, el medio examen todavía se considera uno de los más importantes. El médico evalúa:

  • ¿Está el feto creciendo adecuadamente?
  • mide su longitud y determina el peso,
  • determina la posición del niño, la placenta y el cordón umbilical,
  • comprueba el feto por cualquier irregularidad,
  • Puede evaluar el sexo del niño.

Si el médico tiene un buen equipo de ultrasonido, durante esta etapa puede ver la cara, los dedos, las vértebras cervicales, la columna vertebral y los órganos internos del niño con mucha precisión. La imagen es en blanco y negro, el líquido amniótico es oscuro, los huesos son más claros. A veces, durante el examen, notará cómo bosteza el bebé, se chupa el pulgar y se mueve.

Media prueba: ¿cuánto tiempo lleva?

Por lo general, una media exploración demora entre 15 y 30 minutos. Hace algún tiempo, se recomendó que la futura madre acudiera al examen con la vejiga llena, para que la imagen de ultrasonido fuera la mejor posible. Hoy, gracias a las técnicas avanzadas y a un aparato mucho mejor, generalmente no hay tal indicación.

Durante el examen, la mayoría de los médicos no ven ninguna contraindicación para que la futura persona esté acompañada de un ser querido, especialmente porque la posibilidad de ver a un niño en un monitor de ultrasonido suele ser un momento muy conmovedor.

Algunos médicos examinan al feto en silencio y comparten sus conclusiones al final de la visita, mientras que otros comentan lo que ven. Algunos dan información completa sin preguntar, otros son un poco. Independientemente de cómo se comporte su médico, vale la pena preguntar sobre todos los temas interesantes, no se avergüence, tiene derecho a hacerlo.

En la mayoría de las oficinas, actualmente no hay problemas para obtener un CD de prueba. Algunos especialistas también tienen la costumbre de imprimir imágenes de ultrasonido, que son un valioso recuerdo.