Niño pequeño

5 tés para la digestión


Los problemas digestivos en los niños son muy comunes y ... comprensible. El sistema responsable de moler los alimentos y su absorción aún no está completamente formado y especializado en su funcionamiento, por lo que a menudo los más jóvenes tienen problemas que impiden la absorción de todos los nutrientes importantes: alergias alimentarias, enfermedades parasitarias, enfermedades intestinales, enfermedades celíacas y otros. A menudo, los síntomas desagradables pueden minimizarse por medios naturales, por ejemplo, buscando tés que mejoren el sistema digestivo.

¡Precaución! Algunas hierbas usadas durante mucho tiempo y en grandes cantidades pueden ser dañinas, por lo que debe consultar a un médico en caso de duda. También debe prestar atención al sabor y al olor, que pueden no ser atractivos para su hijo.

Té de menta para el niño

La menta tiene propiedades invaluables cuando se trata del funcionamiento del sistema digestivo. Estimula la digestión, combate los calambres desagradables, reduce el dolor y las molestias. Tiene propiedades antiinflamatorias, refrescantes, resiste bien las náuseas y la sensación de saciedad. Se puede usar en bebés después de los 6 meses de edad.

El té de menta (listo o usando hojas de menta seca / fresca) se prepara durante unos 10 minutos bajo cubierta. Luego enfríe y sirva al niño.

Té de jengibre para un niño

Nuestras abuelas y abuelos usaban jengibre para la indigestión. Y lo hicieron bien, porque todos los estudios confirman las propiedades inusuales de esta planta. El jengibre apoya el sistema digestivo, tiene un efecto diastólico y reduce la cantidad de gas intestinal. También es una gran medicina para el mareo e incluso para el resfriado común ...

Leer - jengibre para un resfriado - cómo funciona

Té de salvia

Sage es una planta universal con muchas aplicaciones positivas. Trabajos sanitarios y preventivos. En primer lugar, previene la flatulencia, apoya la función hepática, pero también regula los niveles de azúcar en la sangre. Es ideal para la digestión, apoya la secreción de bilis y jugos digestivos. Excelente para el cólico intestinal.

Tenga en cuenta que, como con cualquier hierba, no debe excederse con salvia. Vale la pena consultar con su médico antes de dárselo a su hijo.

Té de manzanilla para un niño

El té de manzanilla es uno de los tés mejor tolerados para los niños. Se puede administrar en cualquier momento del día sin temor a un impacto negativo. La manzanilla estimula el apetito, favorece la digestión y ayuda a liberar el exceso de gas acumulado en los intestinos. La manzanilla también tiene un efecto relajante, alivia los dolores de estómago, incluidos los causados ​​por los cólicos. Además, tiene propiedades antiinflamatorias y antibacterianas. Se puede usar desde los primeros días de vida.

Té de hinojo para un niño

El hinojo es ideal para la hinchazón y una sensación de plenitud, se adapta bien al dolor abdominal. Regula la digestión, reduce la flatulencia, puede usarse desde los primeros días de vida.