Golpes parentales

Patatas fritas orgánicas sin sal y azúcar


La mayoría de los bebés adoran las patatas fritas. Este refrigerio les da la oportunidad de comer un bocado saludable y alivia el dolor de dientes. En los primeros meses de vida, es muy importante que todo lo que le demos al bebé sea de la más alta calidad, de modo que solo se encuentren ingredientes de baja calidad en la barriga pequeña.

Entre las patatas fritas encontraremos muchas propuestas enriquecidas con sal, azúcar, así como colorantes y sustancias adicionales bastante innecesarias. ¿Vale la pena comprarlos a un niño?

No lo creo Una mejor opción son los refrigerios orgánicos, sin azúcar, sal, pero también debido a posibles alergias, sin leche, gluten, nueces ni soja. Estas son patatas fritas Angelina orgánicas recomendadas para niños a partir del séptimo mes.

Hay cuatro paquetes más pequeños en un paquete colectivo: es una solución simple y al mismo tiempo extremadamente práctica.

El productor agregó manzana y zanahoria al ingrediente básico del maíz orgánico. Además, las patatas fritas tienen una forma encantadora de pequeños patos que se adaptan perfectamente a la mano. Mascan y saben muy bien. Yo recomendaría!

Productor: McLLOYD'S.