Embarazo / Parto

Lactancia materna: ¿es para mí?


Antes de que nazca un niño, muchas mujeres dudan si podrá y si podrá amamantarla. La mayoría de ellos tienen éxito. Hay excepciones, pero la verdad es que no son tan numerosas como persisten en muchos círculos. En la práctica, resulta que todos los problemas suelen ser temporales, y depende de la determinación y el apoyo de una mujer durante la lactancia, ya sea que tenga éxito o no. El éxito de la lactancia depende de los dos factores antes mencionados: la confianza de la madre recién horneada y la comprensión y el cuidado de sus seres queridos.

Problema de mama

Cuando está embarazada, puede mirar su seno de manera diferente. De pie frente al espejo, muchas mujeres, mirando el busto, se preguntan si todo está bien, si es adecuado alimentar a un hombre pequeño durante varios meses.

Solo hay un consejo: ¡no se asuste! ¡No te dejes persuadir por susurros irracionales de que algo anda mal contigo! Sus dudas pueden ser el resultado de extrañas imaginaciones sociales. Mayormente falso.

La práctica de las parteras y los médicos muestra que prácticamente todas las mujeres con el apoyo de sus seres queridos pueden amamantar a su hijo. Por supuesto, en algunas situaciones esto puede ser bastante difícil, pero sin rendirse demasiado rápido, puede lograr su primer éxito parental.

El tamaño no importa

No crea el mito de que cuanto más grandes son los senos, más leche pueden producir. Esta es una de las afirmaciones absurdas más frecuentemente repetidas. ¿Por qué? Debido a que los senos grandes están hechos especialmente de grasa, no de glándulas mamarias adicionales.

Curiosamente, a veces los senos más pequeños proporcionan una alimentación más cómoda del bebé que los senos amplios. Los senos muy grandes pueden dificultar que el bebé se adhiera (dificultad para colocarse para que el niño pueda respirar libremente por la nariz). También pueden ser un problema al alimentar a bebés prematuros o al pesar bebés pequeños.

Por otro lado, las personas con senos grandes pueden temer que sus senos aumenten demasiado durante la lactancia. La práctica muestra, sin embargo, que esto no sucede que un busto grande crezca levemente y que uno pequeño tome tamaños mucho más grandes, aumentando hasta en dos números. Una ventaja adicional para los propietarios de senos grandes es que tales senos tienen menos probabilidades de perder leche.

Tipos de pezón

No solo cada una de nosotras tiene senos diferentes. Hay grandes diferencias entre los pezones. Hay cinco tipos básicos:

  • verrugas redondas y alargadas, que recuerdan a un corcho de champán,
  • verrugas metidas (cóncavas),
  • verrugas apuntando hacia abajo,
  • verrugas hacia arriba,
  • verrugas dirigidas hacia los lados.

También es normal tener un pezón cóncavo y el otro ser "normal".

En general, el mayor problema durante la alimentación puede ser causado por los pezones cóncavos. Sin embargo, no hay nada que exagere y abrume indebidamente a las mujeres con este tipo de pezón para alimentarse. La ventaja de las verrugas cóncavas es que pueden ser "atraídas" hacia afuera con las técnicas correctas.

Para este propósito, puede usar insertos de molde (con forma de copa con agujeros), que se usan dentro del sujetador durante varias horas al día durante el último trimestre del embarazo (luego, su tiempo de uso aumenta hasta 10 horas por día). Los insertos también se pueden insertar durante la entrega. Otro método es la técnica de Hoffman, recomendada por parteras y médicos, y consiste en estirar la areola del pezón y el tejido conectivo justo debajo.

Piercing y lactancia

Ni siquiera es una contraindicación perforar los pezones. Muchas mujeres que decidieron hacerse una perforación lograron alimentar a sus hijos de forma natural.

Un problema grave surge cuando los conductos de leche están dañados y se detiene el flujo de leche. La situación también se agrava cuando la perforación del pezón conduce a una infección. La lactancia materna casi excluye la perforación previa del pezón en varios lugares.

Además de la perforación y la exclusión de la alimentación natural debido al uso de ciertos medicamentos o pocas enfermedades (por ejemplo, insuficiencia circulatoria aguda), teóricamente se supera cualquier otro obstáculo. Y eso vale la pena seguir.

Basado en Suzanne Fredregill 'Lactancia materna'.