Bebé

Bebé con papá: ¿un dúo perfecto?


La vista de una mujer con un bebé recién nacido es una imagen típica que no causa sensación. Por otro lado, los bebés en brazos masculinos, a pesar de los grandes cambios en la sociedad, siguen siendo un espectáculo que sorprende y evoca sentimientos que hacen que el joven papá alabe, note y aprecie. Especialmente cuando papá decide salir a caminar con un niño de varias semanas. Sin mencionar la situación cuando los niños mayores lo acompañan a caminar.

Nuevo rol: primeros pasos

Los padres pueden comenzar a aprender su nuevo rol ya durante el embarazo, cuando su apoyo, tanto emocional como sustantivo, significa mucho para la futura madre. Conciencia de lo que puede suceder, qué síntomas del embarazo son naturales, qué cambios son fisiológicos, calma y se prepara para una gran revolución en la vida.

Un hito: la entrega

Un hombre durante el parto cumple otra función importante. Se cierra la brecha entre aquellos que se ocupan de los aspectos médicos del trabajo de parto, controlando el progreso del trabajo de parto y los que controlan las funciones de la vida del feto y el niño. Bien preparado es un gran apoyo para una madre joven, optimizando las condiciones en que nace el niño.

Un hombre que observa a una pareja de parto también experimenta emociones como resultado de la participación activa en el parto. Como lo indican los resultados del estudio: debido a la presencia de un ser querido (que generalmente es un compañero), la necesidad de administrar medicamentos para el parto disminuye, el riesgo de cesárea disminuye, así como la duración del parto.

En hombres que acompañan a sus parejas durante el embarazo y el parto. los niveles de prolactina aumentan, lo que ayuda a desarrollar una actitud de cuidado.

Primeros momentos con el niño

Los hombres que han tenido la oportunidad de participar en el parto a menudo sienten euforia al ver a un niño recién nacido. Tienen la oportunidad de sentir la realidad de un nuevo ser. Esta experiencia conjunta generalmente profundiza los sentimientos entre los padres y corona la larga espera para que nazca un niño.

Es el hombre quien, si se ocupa de ello (a veces, los médicos y las enfermeras preguntan si están dispuestos a participar en los exámenes), puede asistir a los controles y primeros exámenes del niño.

Hasta las 2 semanas de edad, el niño comienza a enseñar la voz de su padre y sabe cómo distinguirlo de otras voces masculinas. Según Brazelton, un conocido pediatra, a las 4 semanas, el bebé comienza a mostrar comportamientos predecibles diferentes a las madres y diferentes a los padres. A menudo, a la vista de su padre, los bebés están listos para divertirse, muestran su disposición a "hablar", reaccionando de esta manera incluso cuando la voz del padre proviene de lejos.

Aprendiendo a ser independiente

Son los padres los que a menudo juegan un papel importante en el proceso de destetar al niño de comer por la noche, durante el destete o mientras aprenden independencia en otros aspectos de la vida. A veces, al permitir que la intensidad de la relación entre madre e hijo permita que el niño madure adecuadamente.

Algunos estudios demuestran que son padres. les dan a los niños algunos roles. Son más dinámicos con sus hijos y prefieren formas activas de pasar el tiempo desde su primera infancia. Por otro lado, las hijas a menudo usan, se abrazan, pareciendo protegerse del "mal de este mundo". Esto también se debe a que las niñas son generalmente más pequeñas y más delicadas. Además, se ha demostrado que las niñas en los primeros meses de vida están más centradas en mirar caras y expresiones faciales, lo que también promueve un tipo de "estática" pasar tiempo con ellas.

Bebé con papá