Embarazo / Parto

Depilación durante el embarazo


Durante el embarazo, una mujer funciona de la misma manera que antes, por lo general, se preocupa un poco más por la salud, pero aún se esfuerza por tener una buena apariencia e higiene personal. El embarazo es un momento especial, porque también debe pensar en la seguridad del bebé que crece en el estómago.
Algunos tratamientos de higiene y cuidado corporal, la futura madre deben limitarlos o abandonarlos por completo para no dañar al niño. ¿Qué método de depilación debe elegir para no dañar al bebé ni a usted mismo?

Los métodos seguros de depilación en el embarazo son:

Afeitarse en el embarazo

La forma más común de eliminar el vello no deseado es usar una afeitadora eléctrica para la piel seca o una maquinilla de afeitar desechable y un poco de espuma para suavizar el cabello (posiblemente para obtener jabón o espuma de baño). Es importante que la máquina sea solo propiedad de la mujer que la usa, ¡no hay nada que arriesgar incluso en condiciones y uso extremos, por ejemplo, la máquina de un compañero! Después de usar la afeitadora, lave bien el área depilada con agua y aplique una loción humectante.

Cremas depilatorias para el embarazo.

Los estantes de la farmacia se doblan con diferentes tipos de cremas depilatorias, la selección es enorme. Las cremas son seguras para las futuras madres, pero desafortunadamente a veces pueden ser un problema. El olor de la crema es bastante intenso, por lo que es mejor verificar antes de comprar para ver si es demasiado problemático para nosotros y aumenta la sensación de náuseas.
Sería bueno si la crema estuviera destinada a pieles secas y sensibles, porque es mucho más fácil para todo tipo de irritación en el embarazo. Al aplicar la crema sobre la piel, recuerde la prueba de alergia, solo aplique un poco sobre la piel y observe que la preparación no causa irritación. Si ya eligió la crema adecuada, lubríquela suavemente en el sitio de depilación, espere unos minutos, sugerido por el fabricante y luego retire suavemente el cosmético con una espátula. Es necesario lavar bien la piel después del procedimiento y acariciar una loción humectante.

Pinzas

La depilación con pinzas está destinada principalmente a la eliminación de vello pequeño, por ejemplo, piel facial. El método es doloroso, pero el dolor es mínimo porque eliminamos el vello de uno en uno. Debemos recordar que la piel durante el embarazo es más sensible al dolor y la irritación, por lo que inmediatamente después del procedimiento con pinzas debe frotar una loción o crema calmante.

Es mejor evitar esto durante el embarazo:

Cera

Es cierto que la cera y la depilación por sí solas no son perjudiciales para la salud, pero pueden hacer más daño que bien durante el embarazo. La depilación con cera consiste principalmente en aplicar cera tibia sobre la piel, lo que puede hacer que una mujer embarazada dilate permanentemente los vasos sanguíneos en el sitio de depilación. Además, la depilación termina con la eliminación dolorosa del vello y las raíces, lo que causa estrés relacionado con el dolor en la futura madre. La tercera contraindicación también es el dolor, porque durante el embarazo una mujer es más sensible a cualquier estímulo y la sensación de dolor puede ser más intensa.

Pasta de azúcar

Su acción es similar a la de la cera, se elimina el vello junto con la cebolla, lo que está asociado con el estrés y el dolor. Es cierto que la pasta de azúcar se aplica al cuerpo no caliente, sino ligeramente tibia, por lo que no causará vasodilatación, pero debe considerar cuidadosamente si el estrés y el dolor no son una razón suficiente para abandonar este método de depilación.

Depilador

El dispositivo de depilación eléctrico o con batería es muy popular hoy en día. Le permite eliminar el vello no deseado junto con las cebollas y, sobre todo, puede hacerlo usted mismo en casa. Una depiladora, independientemente de si tiene una tapa de masaje, enfriamiento o alivio del dolor, sigue siendo el dispositivo que causa dolor. El estrés asociado con el dolor y el dolor en sí mismo al eliminar el vello puede afectar gravemente la condición de la futura madre, por lo que debe pensar detenidamente si este método es realmente adecuado para el embarazo.

Estos tratamientos no están permitidos durante el embarazo.

Depilación láser en el embarazo

Consiste principalmente en la penetración de la luz láser en el cabello, lo que hace que se descomponga. Método muy invasivo, pero también duradero. La depilación láser está prohibida durante el embarazo por razones importantes. Primero, es doloroso, lo que causa estrés y una mayor sensibilidad al dolor en una mujer embarazada. En segundo lugar, la luz láser puede causar anomalías fetales. En tercer lugar, la piel de una mujer embarazada es más sensible y susceptible a todo tipo de decoloración permanente, que a menudo ocurre después de la depilación láser. En cuarto lugar, la depilación láser puede causar quemaduras en la piel que pueden ser fatales para una mujer embarazada y un feto.

Ultrasonido

La depilación con ultrasonido es muy efectiva, se realiza solo en salones de belleza profesionales. Primero, la esteticista depila el cuerpo con cera y luego, usando un dispositivo especial que emite ultrasonidos, introduce enzimas que dañan el cabello. Es cierto que solo el tratamiento causa dolor en parte, pero el uso de ultrasonido durante el embarazo puede causar cambios irreversibles. El ultrasonido causa calambres, lo que puede resultar en un parto prematuro, por lo que este método no está permitido durante el embarazo.

Cada uno de nosotros quiere sentirse bien y cómodo en nuestro cuerpo. Al estar embarazada, ponemos más énfasis en la higiene y es por eso que nos depilamos todos los días. Sin embargo, vale la pena pensar profundamente en elegir el método correcto no solo para sentirse bien en su cuerpo, sino también para cuidar su propio bienestar y la seguridad de nuestro bebé.