Bebé

Kit de primeros auxilios para bebés: ¿qué debe contener?


En cada hogar hay varios medicamentos, incluso aquellos disponibles sin receta, yeso, vendaje, peróxido de hidrógeno y muchas otras cosas útiles que permitirán primeros auxilios o alivio del dolor. Sin embargo, cuando un bebé debe aparecer en casa, se necesitan muchas más cosas necesarias para ayudar.

Debido al hecho de que un bebé no es un adulto, necesitamos muchos otros artículos y preparaciones que deben estar en el botiquín casero. Lo mejor es tenerlos en casa siempre a mano para ayudar a su hijo lo antes posible.

¿Qué es necesario y qué a veces es útil en el botiquín de primeros auxilios de un bebé?

Analgésico y antipirético.

El equipo básico de un botiquín de primeros auxilios para bebés debe ser un medicamento que alivie el dolor y también reduzca la fiebre. Tenemos la opción de jarabes y supositorios, que contienen paracetamol (por ejemplo, Panadol) o ibuprofeno (por ejemplo, Nurofen). Tanto el jarabe como los supositorios deben ajustarse a la edad del niño. La fiebre de un niño generalmente ocurre inesperadamente y una administración rápida de un antipirético no solo ayudará a reducirla, sino que también tendrá un efecto analgésico si el niño sufre algo.

Termómetro

Aunque un termómetro generalmente está equipado con cada botiquín casero, vale la pena tener un segundo para verificar la temperatura correctamente. Para medir la temperatura en bebés, lo mejor será Termómetros sin contacto, en forma de tetina, aplicados a la oreja, la frente o eléctricos.. Es importante medir la temperatura de manera rápida y eficiente para no estresar a su bebé.

Ungüento de goma o analgésico

La dentición es un momento difícil y doloroso para un niño. Para aliviar y aliviar el dolor de las encías, es mejor darle a su bebé un analgésico especial que funcione tópicamente en las encías en forma de gel (por ejemplo, Bobodent) o en forma de gotas (Camilla). Estos tipos de remedios alivian el dolor de la dentición, pero debe usarlos con moderación para no dañar a su bebé.

Medicina para flatulencia y cólico

Cada vez más bebés sufren dolores de estómago dolorosos debido a cólicos y flatulencias. Para aliviar el dolor de estómago de su bebé, es una buena idea equiparse con gotas especiales para reducir la hinchazón. Una respuesta rápida a los problemas de barriga ahorrará el dolor del niño y el estrés de los padres relacionado con el llanto de los bebés.

Jarabe para la tos

Tanto la tos húmeda como la seca deben tratarse tan pronto como ocurra. Es muy importante no minimizarlo y reaccionar lo suficientemente rápido, por lo que siempre debe haber el jarabe adecuado en casa. Sin embargo, debe recordarse que el jarabe debe seleccionarse de acuerdo con la edad del niño y su administración debe consultarse con un pediatra.

Agua de mar

Cuando un niño tiene secreción nasal, sequedad excesiva de la mucosa o nariz tapada, esto aliviará la aplicación de agua de mar en la nariz. Los mejores serán aquellos en forma de aerosol o con un difusor, diseñados especialmente para niños, que permitirán una fácil aplicación (por ejemplo, Marimer).

Aspirador de pera o dedo del pie

El agua de mar por sí sola puede no ser suficiente para mantener su nariz en buenas condiciones. Para ayudar a limpiar la nariz del polvo o la secreción nasal, debe usar un aspirador (por ejemplo, Nosefrida) o una pera que elimine eficazmente la acumulación.

Pomada de calentamiento

Goteo nasal, resfriado, tos son solo algunas de las dolencias que podemos tratar con la ayuda de una pomada tibia. Se aplica una pomada de calentamiento (por ejemplo, Depulol) en el pecho o la espalda del niño, lo que hace que las molestias desagradables relacionadas con el frío sean menos intrusivas. Sin embargo, debe tener cuidado con este tipo de ungüento, especialmente para las personas alérgicas y los niños pequeños, es mejor elegir uno que sea apropiado para la edad.