Tiempo para mamá

¿Cómo sobrevivir a una crisis de relación?


Cuando surge una crisis en una relación, comenzamos a alejarnos el uno del otro. A veces pretendemos que todo está bien, o seguimos diciendo "todo saldrá bien". ¿Es ignorar los problemas una buena manera de lidiar con una crisis de relación?

Una crisis en una relación puede aparecer repentinamente, puede acumularse durante meses e incluso años, y cuando golpea ... sálvese quién puede. A veces, por nuestro bien y el de nuestros hijos, tratamos de explicarnos todo, controlar emociones fuertes y vivir como si nada hubiera pasado. ¿Los problemas de "barrido" debajo de la alfombra son una buena manera? ¿Cómo sobrevivir a una crisis de relación?

Las causas de la disputa.

Puede haber muchas razones para una pelea familiar. El problema es que descubra qué causa nuestra irritabilidad, qué nos molesta, nos enoja y nos molesta en las relaciones con nuestra pareja. Si lo descubrimos, será más fácil encontrar una solución y superar la crisis.
Y sí, la razón de la crisis puede ser que:

  • El esposo / pareja no está involucrado en la crianza de los hijos, dejando toda la casa sobre la cabeza de su esposa. Ella, a su vez, quisiera dedicarse profesionalmente, pero no sabe cómo cuando tiene hijos pequeños.
  • Los argumentos también pueden afectar a los alumnos mismos, porque son "groseros", porque no duermen cuando quisiéramos, porque gritan, porque lloran, porque no hicieron su tarea, porque no regresaron a casa a la hora señalada, porque ...
  • El dinero aparece al otro lado de la barricada, cuya falta puede irritar y provocar ira.
  • Sin embargo, las disputas también pueden causar nuestros sentimientos sobre nuestra apariencia, problemas en el trabajo o bienestar.

En lugar de hablar de eso, gritamos y atacamos porque estamos convencidos de que el otro lado no entenderá nada. Reiteramos errores y, a veces, también hablamos de terminar una relación. Como si fuera el medio dorado para todo mal. ¿Ayudará si estamos solos?

Días tranquilos y que sigue

Los días tranquilos y la falta de una relación no ayudan a la relación. Por el contrario, nos hacen alejarnos más. En lugar de aflojar los lazos y esperar que todo salga bien de alguna manera, vale la pena tomar el asunto en sus propias manos y comenzar a actuar.

¿Cómo sobrevivir a la crisis?

Cuando encontramos la razón de nuestras disputas, vale la pena darse cuenta de una cosa más. Mire la relación como un todo que Él y Ella crean. Y la falla suele ser en ambos lados. Una vez que comprendamos esto, vale la pena hablar.

La conversación puede traer algún tipo de purificación. Gracias a esto, aprenderemos la posición de la otra parte y sabremos cómo es nuestra relación. Sin embargo, también cuando se intenta hacer contacto y aclarar problemas crecientes, puede haber cortocircuitos.

Si comienza a interrumpirse y alzar la voz, es posible que esta conversación no sirva de nada. Además, en lugar de ayudar, puede hacer aún más daño. Siéntese en una mesa común en un estado de ánimo tranquilo, calmado y listo para escuchar, no solo geeks para señalar los errores de otra persona. No alcen la voz, se escuchen y acepten las críticas.

¿Qué vale la pena recordar en una relación?

No importa cuál sea tu relación. En cada etapa, vale la pena considerar por qué están juntos. También es importante resolver los problemas entre ellos, no suprimir las emociones negativas y esperar hasta que pasen solos. Si algo nos molesta, nos lastima y atormenta, hablemos de eso. Hablemos de problemas laborales, ansiedad, dudas y miedo. Gracias a esto, lo tiraremos y será más fácil para nosotros enfrentarlos.

La relación también es importante aceptación y pequeños placeres. Aceptando las ventajas y desventajas del socio. Tener hijos, a veces es difícil pasar un tiempo a solas. Ir al cine, a un restaurante o incluso a caminar durante una hora. Dichos momentos ayudan a "recargar las baterías" y mirar el mundo de manera un poco diferente.

  • Según un estudio realizado por los psicoterapeutas estadounidenses John y Julie Gottman, casi el 70% de las parejas se quejan de una disminución en la satisfacción matrimonial durante los primeros 12 meses después del nacimiento de su primer hijo. Curiosamente, la mayor disminución en la satisfacción matrimonial se produjo en aquellas parejas donde nació una niña.
  • Las mujeres polacas no están satisfechas con el nivel de participación de las parejas en el hogar y los niños. Y los polacos admiten abiertamente que están satisfechos con la división actual de deberes: muestra el último estudio "División de deberes en la familia polaca 2013".
  • "Dudo si hay al menos una mujer en el mundo que no quisiera separarse de su pareja al menos una vez durante el primer año desde el nacimiento del niño" www.parents.berkley.edu. Puede agregar: dudo que haya al menos una mujer y un hombre que después del nacimiento de un niño no quieran empacar y descansar por unos días.
  • La crisis del primer hijo conduce repetidamente a rupturas, divorcios o degradación de las relaciones.
  • Se estima que las tareas domésticas implican alrededor de 40 horas adicionales de trabajo por semana.
  • El nacimiento del primer hijo es un punto de inflexión para la mayoría de las parejas.

¿Y qué formas tienes para una crisis en una relación? ¿Qué te ayuda a soportar los tiempos difíciles?